Diferencias entre un equipo y un grupo de trabajo

En muchos entornos de trabajo, no queda del todo clara la distinción entre un equipo y un grupo de trabajo, por lo que acabamos hablando de ambos términos para referirnos a cualquier conjunto de empleados que desarrollan sus tareas de manera colectiva. Sin embargo, equipo y grupo tiene significados muy distintos ya que tienen que ver con dos formas diferentes de organización. Y, como es evidente, para ser más eficientes como compañía, debemos saber qué es lo que estamos persiguiendo exactamente.

Un equipo de trabajo lo forman personas organizadas para actuar en conjunto, que comparten objetivos o metas específicas con todos los integrantes y lo consiguen unidos. La actitud de cada persona es proactiva, es decir que la participación y el aporte es vital, lo que significa que el nivel de compromiso es elevado. Además, se valora la creatividad y la novedad en las ideas, y las tareas se distribuyen según habilidades y capacidades. Otra de las características más destacables es que hay un líder cuyo papel es fundamental en la motivación y organización. Por último, los resultados y logros pertenecen al conjunto.

Teniendo en cuenta varios criterios, podemos clasificar los equipos de la siguiente forma:

  • Según el tiempo de funcionamiento. Los equipos permanentes funcionan de manera indefinida, independientemente de los objetivos que se vayan alcanzando. Y los temporales son creados para atender necesidades y objetivos concretos. Una vez se presenta la solución, el equipo se disuelve.
  • Según el grado de formación. Los formales se crean con un objetivo preestablecido y pueden ser permanentes o temporales, y los informales se forman espontáneamente para atender un asunto puntual.
  • Según la jerarquía. Los horizontales tienen a todos sus integrantes al mismo nivel y posición, y los verticales ocupan diferentes cargos, por lo que, a la hora de tomar decisiones, el nivel jerárquico en el que nos encontremos será determinante.
  • Según su función. Puede ser para resolver conflictos específicos, para marcar la pauta a seguir o bien para motivar a todos los miembros y obtener mejores resultados.

Un grupo de trabajo, por su parte, consiste en dos o más personas reunidas o que comparten ciertas características. Cada miembro puede tener objetivos particulares y conseguirlos individualmente, ya que no depende del resto. Eso no implica necesariamente que no tengan intereses en común. Su actitud es más bien pasiva ya que se suele seguir las directrices establecidas, por lo que el nivel de compromiso es menor o relativo. Y, por último, trabajan con un esquema de forma direccional, donde las tareas se distribuyen de manera equitativa, sin necesidad de que sea un líder quien lo organice ni valore los logros ya que cada uno juzga los suyos propios.

Podemos clasificarlos de la siguiente manera:

  • Grupo primario. Son pocos los integrantes y su relación se basa en el afecto, compromiso y solidaridad.
  • Grupo secundario. Está compuesto por muchas personas cuya unión son objetivos y un reglamento común.
  • Grupo de referencia. Se utiliza para hacer comparaciones y estudiar comportamientos.
  • Grupo de pertenencia. Todos los miembros comparten ciertas características.
  • Grupo formal. El fin es lograr objetivos previamente formulados, siguiendo un esquema y reglas establecidas.
  • Grupo informal. Surgen normalmente espontáneamente, y generalmente parten de grupos formales, cuando dos o varias personas se unen por lazos afectivos o compañerismo.

Una vez que te tenemos claro qué implica un equipo de trabajo, y qué es un grupo de trabajo, como empresas tenemos la responsabilidad de valorar cuál es la mejor forma de organización para lograr nuestros objetivos exitosamente. Muchas empresas optan por combinar ambos, pues los equipos pueden ser de gran utilidad para algunas cosas, y los grupos para otras. Ahora bien, existe un componente que contribuirá a construir tanto buenos grupos como buenos equipos: la empatía. Ponerse en la piel de otras personas siempre ayudará a entender sus necesidades y, por consiguiente, a satisfacerlas.

Volver a las noticias
Categorías
Volver a las noticias
Volver arriba