La marca personal como estrategia de diferenciación

marca personal

El mercado laboral actual destaca por una alta competitividad relacionada con la calidad de los perfiles profesionales que forman parte del juego. Es habitual encontrar candidatos con varias carreras o grados, másteres, idiomas… Ante tal situación la diferenciación se convierte en un valor indispensable y en ese sentido juega un papel esencial la marca personal para oportunidades profesionales.

Qué es la marca personal

La marca personal o personal branding es la manera en que se nos percibe en función de lo que hacemos y de cómo nos expresamos tanto verbal como físicamente.

En definitiva, una marca personal fuerte nos convierte en nuestro propio producto. Contamos con una gran ventaja, y es que podemos definir una estrategia que nos ayude a diferenciarnos y potenciar nuestras cualidades.

El punto de partida es analizar qué transmitimos y de qué forma lo hacemos; y también qué queremos transmitir, y de qué forma podemos lograrlo. Apoyándonos en nuestras fortalezas y en diferentes herramientas que nos ayudarán a consolidar nuestros mensajes lograremos definir nuestra principal herramienta de trabajo: nuestra marca personal.

Qué ventajas tiene trabajar nuestra marca personal

La marca personal es lo que nos diferencia del resto de profesionales de nuestro sector. Trabajar en ella implica un profundo trabajo de autoconocimiento y generación de confianza que nos ayudará a reconocer nuestras cualidades más valiosas, (tanto personales como profesionales), para ponerlas en valor.

Como veremos más adelante, construir una marca personal implica un trabajo a diferentes niveles, pero al mismo tiempo nos reportará importantes ventajas:

  • Nos permite definir y mantener el control sobre nuestro perfil profesional y posicionarnos en un punto concreto de nuestro sector (podemos reconocer un nicho y ocuparlo trabajando contenidos específicos.
  • Nos ayudará a distinguirnos del resto de compañeros y, en el mejor de los casos, a obtener credibilidad y reconocimiento en nuestro sector profesional.
  • Tener una estrategia marca personal bien trabajada marcará la diferencia a la hora de realizar cambios profesionales o captar clientes.

Consejos para trabajarla

Los especialistas en recursos humanos insisten en la necesidad de potenciar el concepto de marca personal de cada cual, proyectando aquello que nos define como profesionales y que nos hace diferentes al resto de la competencia. Trabajar y desarrollar una marca personal implica dedicar tiempo y atención a cuidar cada aspecto de nuestra imagen, incluida nuestra visibilidad online en redes sociales, cada vez más importantes al ser -para muchas profesiones- un escaparate virtual de la actividad laboral.

Trabajar la marca personal vale la pena, ya que implica destacar nuestras fortalezas (tanto habilidades profesionales como personales, hitos en nuestra carrera, elementos que nos diferencian o nos hacen únicos…) al mismo tiempo que se trabaja en atenuar las debilidades (todos tenemos debilidades, algunas podrán solventarse con formación, otras tendremos que compensarlas con nuestras fortalezas). Esto lógicamente requerirá un trabajo de análisis que nos permita identificar cuáles son nuestros puntos fuertes y débiles a la hora de trabajar.

También es aconsejable adoptar una estrategia de branding tal como lo haría una organización. En este sentido, lo ideal es definir unos objetivos concretos y realistas, llevar a cabo las acciones que se consideren necesarias para alcanzar estas metas y tener claro el público objetivo al que nos dirigimos en todo momento: las empresas donde se desea trabajar o las personas que pueden facilitarnos el acceso a ellas, el papel que queremos ocupar dentro de nuestro sector, los logros profesionales que queremos alcanzar…

A día de hoy, teniendo en cuenta la importancia de la huella digital, debemos trabajar con especial cuidado nuestra visibilidad en internet. Si queremos reforzar nuestra marca personal, el medio online es el contexto perfecto, ya que nos brinda herramientas sencillas con un alto alcance. Mediante redes sociales o blogs podemos mostrar nuestros conocimientos profesionales y generar valor, algo que nos ayudará a posicionarnos de manera orgánica.

Por otra parte no debemos descuidar las redes de contactos, que juegan un papel crucial a la hora de mejorar el branding personal. Una forma de ampliarlas es asistiendo a eventos de networking, así como a conferencias y actos donde se pueda dar la oportunidad de conocer a las personas que nos interesan a nivel laboral. No se trata sólo de dar nuestra tarjeta de contacto sino de entablar relaciones con otros profesionales del sector, demostrar nuestras habilidades y aprender de las suyas. Antes de asistir a un evento de networking, los expertos en recursos humanos recomiendan hacer una mínima investigación para anticiparse a detalles como cuál es el perfil del público que acudirá y prepararse también para las conversaciones que puedan iniciarse.

Volver a las noticias
Categorías
Volver a las noticias
Otras noticias relacionadas

Gestión del tiempo en el trabajo

Leer más
Volver arriba