Profesiones ambientales con mucho futuro

profesiones de futuro

El derecho ambiental, la agricultura, la asesoría, la auditoría, la educación, la energía, el turismo, la conservación, la gestión empresarial, la ingeniería… Son algunos de los sectores y profesiones ambientales que se han “teñido” de verde al calor de la degradación ambiental actual y la necesidad de abordar los problemas que ésta supone —también— para nuestra especie.

Son nuevas oportunidades surgidas en las empresas sostenibles en lo que se refiere  transición hacia una economía verde, un modelo sostenible y bajo en carbono con el que podamos soportar la creciente presión humana sobre los recursos, garantizar la igualdad en el acceso a éstos y proteger la biodiversidad.

Lo que está claro es que el sector ambiental está en auge y, en este contexto de crisis climática y transición, parece que la creación de empleo verde sólo puede ir a más. En este sentido, cabe preguntarse ¿cuáles son las profesiones ambientales con más futuro? y ¿cómo puedes dedicarte a trabajar por medio ambiente?

Derecho ambiental

La defensa del medio ambiente pasa necesariamente por establecer unos principios de respeto por la naturaleza y por las otras personas y especies no humanas que conviven en estos espacios. Esto supone articular una serie de normas que garanticen el cumplimiento de las mismas, lo que precisa figuras especializadas en derecho ambiental. Se necesitan, por tanto, juristas que centren su trabajo en aspectos tan de actualidad como la justicia ambiental o intergeneracional (que, entre otras cosas, implica dejar a las nuevas generaciones el planeta en las mismas o mejores condiciones que cómo lo encontramos nosotros).

Agricultura ecológica

No cabe duda: la forma en que producimos los alimentos debe cambiar. La agricultura intensiva es una importante fuente de emisiones de gases de efecto invernadero, culpables del cambio climático, y es responsable de la degradación de los suelos y la pérdida de biodiversidad al destinar terrenos al cultivo masivo de un sólo alimento (monocultivo). Además, la ONU sostiene que los fertilizantes, el estiércol y los plaguicidas —empleados habitualmente en esta actividad— son las principales causas de contaminación del agua.

Por ello, dada la creciente concienciación de la ciudadanía respecto a este problema y el consecuente incremento en la regulación europea en torno a las prácticas agrícolas, la agroecología supone una oportunidad creciente para la creación de empleo en este tipo de profesiones de futuro.

Medición y análisis de contaminación

La polución atmosférica que amenaza cada vez más la salud de la población —en especial la urbana— está planteando nuevos retos en cuanto a política pública para reducir los niveles de contaminación en las ciudades. Esto requiere una medición precisa de los contaminantes atmosféricos y un adecuado tratamiento de los datos para su posterior análisis. Y para ello se necesitan personas especializadas en ambas materias.

Auditoría

Las exigencias ambientales también se trasladan a las empresas, que deberán gestionar correctamente sus residuos, así como sus emisiones y otras fuentes de contaminación derivadas de su actividad económica. Y controlar que estas exigencias se cumplen, no sólo en el ámbito privado sino también en el público, supone una oportunidad “verde” para los profesionales de la auditoría.

Educación ambiental

En paralelo, la situación actual de despilfarro energético y de otros recursos, así como de contaminación y abandono de residuos en la naturaleza (basuraleza) demanda también un mayor esfuerzo en sensibilización a la población y la educación ambiental sobre la necesidad de cuidar el medio ambiente entre todos.

Energías renovables

Ingenieros, físicos, personas formadas o con experiencia en construcción, entre otras profesiones, pueden especializarse en las tecnologías de energía limpia y renovable (eólica, solar, fotovoltaica,  hidráulica…), un sector en aumento que aspira a convertirse en nuestra principal forma de obtención de calor y electricidad en el futuro.

Conservación de la naturaleza

Biólogos, zoólogos, naturalistas, veterinarios, ingenieros, arquitectos, geógrafos… La protección de la biodiversidad precisa de una elevada cantidad de profesionales ambientales especializados en la gestión ecológica de espacios naturales.

Turismo verde

Cada vez viajamos más y más lejos. La curiosidad en auge de la población global por conocer otras culturas y otros paisajes acarrea importantes retos socioambientales para los lugares visitados. Un ejemplo de ello es el efecto que el turismo excesivo ha tenido en muchas ciudades del mundo, donde las plataformas de alquiler vacacional han llevado en muchos casos a un aumento sostenido en el precio de la vivienda, empeorando la calidad de vida de la ciudadanía local.

Otro hecho que refleja la presión turística es la degradación de ecosistemas marinos como los arrecifes coral, dañados no sólo por la acidificación de los océanos (fruto del cambio climático) sino también por el impacto de los barcos, personas y combustible, como también ha sucedido con la planta de la Posidonia en el Mediterráneo. Así, un nuevo sector de turismo responsable ha aflorado a lo largo y ancho del globo, dando pie a nuevas oportunidades de negocio y empleo verde en este ámbito.

Ingeniería ambiental

Este es un sector que, de hecho, tiene gran importancia en Ecoembes. Abarca múltiples oportunidades: desde la evaluación de consecuencias ambientales de un servicio u obra pública al diseño de productos más responsables con el medio ambiente. En Ecoembes apoyamos la innovación y apostamos por la ingeniería para el desarrollo de productos que mejoren el reciclaje de los envases en España. Un ejemplo de ello es TheCircularLab, donde se diseñan, prueban y ponen en marcha soluciones para revertir la excesiva generación de residuos urbanos y su impacto en la naturaleza.

Volver a las noticias
Categorías
Volver a las noticias
Otras noticias relacionadas

Cómo ser más productivos

Leer más

¿Qué es el Digital Workplace?

Leer más

Formación verde online

Leer más
Volver arriba