Ocho años reciclando vidas

Es cierto que reciclar contribuye a mejorar el medioambiente y por tanto nuestras vidas, pero en Ecoembes creemos que cada empresa debe dejar una huella en la sociedad que vaya más allá de su actividad profesional. A través del proyecto ‘Reciclar para cambiar vidas’ hemos encontrado la fórmula para tener un impacto adicional en la sociedad, ya que contribuimos a generar un cambio inmediato en la vida de personas que necesitan una segunda oportunidad; contribuimos a dejar un planeta más verde, más solidario y mejor para todos sus habitantes. 

¿Qué es «reciclar para cambiar vidas»?

Desde el año 2014, Ecoembes trabaja por que el empleo verde sea además inclusivo. Hablamos de un proyecto de inclusión social en el que el objetivo es facilitar la inserción laboral de personas en situación de vulnerabilidad. Es un hecho que no todos tenemos las mismas oportunidades y muchas vidas se truncan en un punto desde el que es difícil reinsertarse. Nuestro objetivo es devolver al mercado laboral a personas que, por diferentes motivos se vieron privadas de un futuro con el que soñar. 

En sus primeros años ‘Reciclar para cambiar vidas’ se orientó principalmente a la formación y reciclaje profesional de personas en riesgo de exclusión para aumentar sus posibilidades de inserción profesional, orientándose al empleo verde. En el año 2017 gracias a la alianza con la Fundación Obra Social ‘la Caixa’ a través de su programa Incorpora, fuimos un paso más allá, empezando a trabajar como nexo de unión de las necesidades de contratación de empresas del sector a nivel de operario base de residuos con las necesidades de búsqueda de empleo de personas en situación de dificultad. La posición de Ecoembes, en contacto con multitud de empresas de muy diferentes dimensiones relacionadas de un modo u otro con la cadena de reciclaje, establece el contexto perfecto para identificar oportunidades de empleo y establecer convenios para realizar prácticas profesionales. Hablamos de empresas del sector del reciclaje y los residuos (desde grandes operadores, recicladores, caracterizadores, recuperaciones, empresas de mantenimiento de contenedores, etc.) que demandan profesionales cualificados como los que estábamos formando. De manera inevitable el crecimiento orgánico del proyecto nos llevó en esa dirección y el resultado es que ‘Reciclar para cambiar vidas’ ha generado multitud de inserciones laborales. 

¿Cuál es el trabajo en equipo que hay detrás de «reciclar para cambiar vidas»?

El proyecto evolucionó para ofrecer un servicio integral: formar profesionales y facilitarles el acceso a un empleo. Todo ello fue posible gracias al Programa Incorpora, de Obra Social de ‘la Caixa’, un referente en inclusión social especializado en inserción laboral de personas desfavorecidas. 

Su experiencia conectando ofertas de empleo y profesionales ha hecho posible que cada contratación se haya convertido en un caso de éxito. A día de hoy contamos con 37 empresas del sector del reciclaje y los residuos involucradas en este proyecto en el que las vidas de muchas personas han experimentado un auténtico reciclaje dejando atrás la amenaza de la exclusión social. El programa Incorpora cuenta con 1.078 técnicos de inserción y 411 entidades sociales que ofrecen sus servicios a dichas empresas, las cuales pueden beneficiarse de la garantía de preselección de candidatos ante vacantes de empleo o una bolsa de profesionales cualificados disponibles para realizar prácticas, servicios como asesoramiento en incentivos fiscales o bonificaciones administrativas.  

Por otro lado, este tipo de contrataciones garantiza profesionales que, conocedores del valor de una oportunidad profesional, establecen un fuerte compromiso con la organización. Al mismo tiempo es gratificante para la empresa que contrata saber que con la contratación mejora sustancialmente la calidad de vida del nuevo trabajador. 

La importancia de la profesionalización

El sector del reciclaje en nuestro país es relativamente joven, lo que significa que es un sector en auge que demanda profesionales bien formados. Contando con todo ello, ‘Reciclar para cambiar vidas’ cuenta con un programa específico para la mejora de la empleabilidad que tiene como objetivo formar a los demandantes de empleo en un ámbito tan concreto como es la recogida y el tratamiento de residuos a nivel de operario base de residuos. Una formación que además es concienciación: devuelve profesionales competentes y ciudadanos concienciados. Dicho aprendizaje se ve complementado por prácticas en empresas, lo que permite lanzar al mercado a profesionales cualificados que pronto encuentran en el sector del reciclaje su futuro profesional. 

¿Y quienes son esos futuros profesionales? Hablamos de diamantes sin pulir que sólo necesitan una oportunidad, y encontramos perfiles muy variados: presidiarios, parados de larga duración, víctimas de violencia de género, personas con discapacidad, mujeres que perdieron sus casas o empleos tras quedarse embarazadas, jóvenes que ya no lo son tanto a quienes la precariedad los llevó a vivir en los márgenes de la sociedad… tan solo en el último año 2021 ‘Reciclar para cambiar vidas’ ha formado a más de 100  personas, ha facilitado prácticas en el sector del reciclaje y los residuos a 64 personas y ha permitido el acceso a puestos de empleo a más de 400 profesionales. 

Otra forma de contribuir a los ODS

‘Reciclar para cambiar vidas’ además contribuye a lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible fijados por la ONU. Los ODS son una serie de medidas cuya finalidad es erradicar la pobreza y proteger el planeta, al mismo tiempo que se vela por la paz y la prosperidad. Este proyecto está alineado con tres de los 17 objetivos: 

  • Objetivo 4: Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos. 
  • Objetivo 10: Reducir la desigualdad en y entre los países. 
  • Objetivo 17: Revitalizar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible. 

En el contexto actual las empresas tenemos un papel muy importante, ya que podemos convertirnos en motor de transformación y velar por un futuro social y medioambientalmente sostenible. ‘Reciclar para cambiar vidas’ es un movimiento social y empresarial que demuestra que la teoría puede transformarse en acción con un impacto positivo y escalable. 

Volver a las noticias
Categorías
Volver a las noticias
Volver arriba