¿Qué es la responsabilidad individual en el trabajo?

responsabilidad individual

La responsabilidad individual habla de cómo el compromiso de individual de cada trabajador con la empresa influye en objetivos y resultados colectivos. Esta responsabilidad también es una responsabilidad social y contempla aspectos tan diversos como la eficiencia en el trabajo, la motivación, la cooperación, el compromiso con la organización y el sentido de pertenencia, el desarrollo profesional e individual, la empatía o la cooperación. 

El concepto de responsabilidad individual parte de la base de que todos los miembros de la organización son sujetos activos, y por tanto, sus acciones, su forma de pensar, sus comportamientos… a nivel individual, inevitablemente tendrán consecuencias para la organización. 

Qué es la responsabilidad individual

La responsabilidad individual surge dentro del marco de la organización: conociendo su cultura y valores cada individuo comprende las normas (comunes a todos los miembros de la empresa) y desarrolla su actividad de acuerdo con ellas. 

A esto se suma el hecho de que cada trabajador normalmente entiende que su papel es contribuir a los objetivos de la organización sin causar daños o trastornos, por lo que esa responsabilidad individual se transfiere a todos los ámbitos: la relación con compañeros o clientes, con las instalaciones, el compromiso con el trabajo y las normas… 

En definitiva, la responsabilidad individual une responsabilidad, independencia, proactividad, compañerismo y libertad, permitiendo a los miembros de la organización tener un papel activo y añadir valor a los objetivos de la compañía. 

Existen varios parámetros que resultarán esenciales a la hora de desarrollar la responsabilidad individual: 

  • Conocer la misión, visión, valores y cultura de la compañía 
  • Conocer las funciones y tareas propias del puesto que cada cual ocupa 
  • Conocer el organigrama y estructura de la empresa 
  • Contar con una hoja de ruta: calendario, plan de trabajo, objetivos… 
  • Ser capaz de aportar propuestas de mejora 
  • Ser creativo y tener pensamiento crítico 
  • Ser participativo y tener iniciativa 
  • Respetar las opiniones y el trabajo de los compañeros 
  • Entender la empresa y sus recursos como entes propios, compartidos y sostenibles 
  • Mantener un compromiso formal con la organización: ser puntual, no utilizar recursos de la organización para fines personales, no utilizar el horario de trabajo para desarrollar otras tareas… 
  • Dar lo mejor de sí mismo, lo que incluye desarrollarse en ámbitos en los que pueda crecer profesionalmente 

¿Cómo aumentar el nivel de esta responsabilidad?

Aunque la responsabilidad individual es algo que a priori podría parecer inherente a cada individuo, lo cierto es que cada persona tiene unas características personales que van a determinar su nivel de responsabilidad de base, pero la organización siempre puede estimular la responsabilidad individual a través de diferentes estrategias: 

  • Respaldar a los miembros de la organización. Cuando un trabajador siente que su empresa le apoya y le respalda siente un mayor impulso y seguridad para poner en marcha nuevas iniciativas, proyectos, metas… En definitiva, hablamos de ofrecer respaldo para que cada individuo tome responsabilidad de su actividad y sea proactivo. 
  • Reconocimiento del trabajo. Una estructura empresarial en la que se reconoce el trabajo bien hecho refuerza el deseo de trabajar bien. Puede parecer un planteamiento evidente, pero debemos tener en cuenta el opuesto: cuando una persona trabaja con cuidado y precisión y no se reconoce o valora su esfuerzo, tenderá a dejar de hacerlo para convertir su responsabilidad en el mínimo necesario. 
  • Crecimiento profesional. Permitir que los trabajadores crezcan profesionalmente dentro del marco de la organización significa ofrecerles la motivación necesaria para mantenerse curiosos y activos. También es importante transmitir que el desarrollo profesional es una responsabilidad individual, y cada cual debe comunicar a sus superiores ámbitos en los que quiere desarrollarse, habilidades que quiere reforzar… 
  • Tener en cuenta opiniones y puntos de vista. Si ya hemos creado un clima en el que se reconoce el trabajo, solo es necesario transmitir que las aportaciones de todos los miembros de la organización importan. Esto significa crear un clima de transparencia, dar valor al trabajo que hay detrás de nuevos planteamientos y facilitar la comunicación de abajo a arriba, entre departamentos y compañeros. Bajo este planteamiento las aportaciones surgirán como medio para llegar a un objetivo mayor común, entendiendo que el todo es la suma de las partes. 
  • Potenciar la creatividad. Proporcionar espacios o la oportunidad de realizar actividades que estimulen la creatividad contribuirá a que los empleados puedan ver más allá de su actividad rutinaria y por tanto puedan plantear nuevas propuestas, formas de hacer, soluciones a problemas, líneas de desarrollo… 
  • Buen clima laboral. Todo esto podrá desarrollarse siempre que se proporcione un marco acorde: cuando el entorno es positivo y permite a la persona desarrollarse, esta tratará de dar lo mejor de sí misma. Aquellas actitudes que se refuercen serán las que se desarrollen, de este modo en un contexto en el que se valida la crítica, la competitividad tóxica o la falta de compañerismo, difícilmente encontraremos altos niveles de responsabilidad individual, por el contrario, destacará el individualismo y actitudes que oscilen entre la elusión de responsabilidades y la competencia. 

Cuando la cultura de la empresa otorga un lugar destacado a la responsabilidad individual ésta se convierte en una tendencia natural y es posible que cada miembro del equipo alcance sus niveles más altos. 

Por supuesto, las características propias de cada empleado (sus experiencias previas, valores, su realidad personal…) tendrán una importancia determinante, pero es responsabilidad de la organización proporcionar la estructura adecuada en la que la responsabilidad individual de cada uno de los miembros de la organización tenga un lugar destacado. 

Volver a las noticias
Categorías
Volver a las noticias
Otras noticias relacionadas

Ocho años reciclando vidas

Leer más
Volver arriba