Música para trabajar, Estos son los estilos musicales que te ayudarán a concentrarte en el trabajo

Música para trabajar

Decía Friedrich Nietzsche que “la vida sin música sería un error”. Y es que la música, además de ser una parte fundamental de nuestra cultura y de lo que construye nuestra identidad, puede tener múltiples beneficios que además son universales.

Desde Singapur a Pakistán, pasando por la Cochabamba, los humanos, como especie, podemos sentir los efectos (emocionales, cognitivos, sociales…) que tiene la música sobre nosotros. Incluso, está comprobado científicamente que la música puede ayudar a cualquiera a entrar en el modo mental adecuado para desempeñar una función laboral concreta, así como aumentar la productividad en el trabajo.

¿Trabajar con música distrae o ayuda a concentrarse?

Sin embargo, todavía existe el debate de si trabajar con música distrae o ayuda a concentrarse. Aunque cada persona puede tener una respuesta diferente de acuerdo a su propia experiencia o percepción, lo cierto es que escuchar música en el trabajo aumenta la productividad en el 88% de los casos. Así lo manifestó un estudio realizado en 2014 por Mindlab International, que reveló que nueve de cada diez trabajadores trabaja mejor si escuchan uno de estos cuatro géneros musicales: pop (el tipo más efectivo para trabajar deprisa y de manera más precisa en varios ámbitos), clásica (la más efectiva para resolver problemas matemáticos), música ambiental (para conseguir una mayor precisión en la entrada de datos y razonamiento abstracto), y dance (para facilitar la revisión ortográfica).

“La música es una herramienta de gestión increíblemente poderosa para aumentar la eficiencia de una fuerza laboral. Puede ejercer una influencia muy beneficiosa sobre la moral y la motivación de los empleados, ayudando a mejorar el rendimiento e incluso los resultados de la empresa”, declaró el neoropsicólogo David Lewis, director de Mindlab International, cuando se publicó el estudio.

Sin embargo, aunque la música suele aportar sensación de energía y neutralizar los ruidos ambientes, también puede llegar a desconcentrar los empleados y empleadas. En cualquier caso, los especialistas recomiendan elegir entre una de estas cuatro opciones:

  • Música clásica: con una tasa de aprobación -según este estudio- del 73%. Este género reduce el estrés, así como el ritmo cardíaco y la presión arterial, al tiempo que mejora el estado de ánimo.
  • Pop: con una efectividad del 58%. Este tipo de música ayuda a completar el trabajo lo más rápido posible, sobre todo en tareas como la entrada de datos y en la corrección ortográfica.
  • Dance: especialmente efectiva en la comprensión lectora.
  • Ambiente: sobre todo para ecuaciones.
Volver a las noticias
Categorías
Volver a las noticias
Otras noticias relacionadas

Preselección de candidatos

Leer más

Nueva ley de control de horas trabajadas

Leer más

Aprendizaje social en las organizaciones

Leer más
Volver arriba