Aprende a desaprender

aprende a desaprender

Desaprender es olvidar lo aprendido

Desaprender es saber olvidar lo aprendido.  Es una característica de las personas resilientesSaber adaptarse a los cambios de paradigma, afrontar los desafíos que tiene una organización o incluso anticiparse a futuras tendencias en el sector pasa por aprender a desaprender. Esto es, romper con los automatismos heredados y asimilar nuevas competencias. Un equipo de trabajo eficaz es aquel que sabe reciclarse, hacerse a las nuevas tecnologías y oportunidades o retos que puedan afectarnos como empresa.

Y es que la innovación es un aspecto especialmente importante para Ecoembes, y por ello la impulsamos desde nuestro laboratorio de innovación del envase, TheCircularLab. Sin embargo, para innovar no basta con tener las herramientas y el conocimiento; a veces es necesario adoptar un pensamiento lateral, razonar “fuera de la caja” -que dirían los anglosajones-, y no quedarse anclado en los esquemas tradicionales.

Y para ello hay que romper con las viejas costumbres, con los hábitos mantenidos por la inercia en los que ya nos sentimos cómodos, que consolidan nuestra “zona de confort”.

El arte de desaprender

Algunas empresas están apostando por la gamificación: el uso de videojuegos para desencadenar la experimentación de forma que las personas vivan virtualmente otras situaciones reales, se entrenen y desarrollen competencias.

Los especialistas recomiendan esta novedosa metodología al considerar que los juegos dan lugar a la equivocación, al ensayo y a caer en trampas, y por ello ponen a prueba mecanismos anteriores de pensamiento para adoptar unos nuevos. Además, los videojuegos hacen que las sesiones formativas sean mucho más dinámicas, algo que los empleados también agradecen.

Por otra parte, los expertos aconsejan fomentar un “liderazgo saludable”, mediante el desarrollo de habilidades emocionales y relacionales. Un equipo más unido y fortalecido se atreverá a salir de su zona de confort y adquirirá en el camino nuevos conocimientos. Para llegar a este punto es útil utilizar métodos como el “storytelling”, que ayudan a ponerse en la piel del otro.

En paralelo, es importante cuidar el bienestar de los trabajadores y crear un ambiente laboral saludable y motivador donde los empleados se sientan libres de dar rienda suelta a su imaginación.

El cambio de mentalidad también va de la mano de la diversidad, tanto en lo referido a la edad como a la cultura de procedencia y al género. Un equipo diverso aunará múltiples visiones susceptibles a chocar entre sí, algo que -con mentes abiertas y pedagogía- no debería suponer un problema sino, al contrario, una oportunidad. Este escenario será, por tanto, un entorno ideal para replantearse las viejas ideas y construir nuevos paradigmas. Además fomenta el emprendimiento laboral.

Volver a las noticias
Categorías
Volver a las noticias
Otras noticias relacionadas

¿Qué es el Digital Workplace?

Leer más
Volver arriba