Tipos de liderazgo ¿Te consideras jefe o líder?

tipos de liderazgo

Existen muchos tipos de liderazgo. Ser un buen jefe o un buen líder no significa hacer presentaciones con palabras claves que intenten hacer que todos los empleados se sientan parte de un equipo. No, ser buen líder implica algo más: trabajar mano a mano, codo con codo, para llegar a una estrategia común con la que todos los trabajadores se sientan identificados y en la que se incluyan los objetivos tanto a largo como a corto plazo.

Cuanto más arraigados a los proyectos estén tus empleados, más comprometidos estarán con la empresa y las actividades que tienen que desarrollar.

Una encuesta realizada por Robert Half Managment Resourses demuestra que el 53% de los empleados o miembros del equipo no es capaz de establecer una conexión entre su trabajo y la manera en la que este puede afectar a las cuentas de la entidad. Sin embargo, trabajar con todos y cada uno de los empleados puede ayudarles a crear unas metas que cumplir diariamente y a que, por tanto, den el máximo de ellos mismos.

¿Sabías que muchos empleados prefieren trabajar en una mala empresa con un buen jefe que en una empresa brillante con un jefe que vive encerrado en una burbuja?

Por ello, siempre que puedas, intenta buscar tiempo para tus trabajadores, ellos agradecerán que te preocupes por sus labores y a cambio podrás establecer unos vínculos mas fuertes.

¿Cuantos tipos de liderazgo hay? 

Para ser un buen líder no hace falta solo tener grandes capacidades cognitivas, a continuación, te mostramos algunos de los tipos de líderes y liderazgos más comunes para que puedas elegir cuál es el que se amolda mejor a tu personalidad y a tu tipo de proyecto.

Liderazgo laissez-faire

La traducción literal (del francés) seria “deja hacer”. Es un estilo de liderazgo natural que da más importancia a los empleados que uno mismo. Esto no significa tener que dejes de ser el jefe, sino que confías en el resto del equipo y delegas la mayoría de tus funciones en ellos, mientras que sólo intervienes en su trabajo cuando es estrictamente necesario. No es muy común entre las personas que tienen que dirigir un grupo, pero es cierto que si tienes fe en tus trabajadores emplear este tipo de liderazgo hará que los lazos entre ellos y tu se fortalezcan cada día y que exista una confianza mutua que hará que trabajen dando su 100%.

Liderazgo autocrático

permite que los líderes controlen y tomen las decisiones en la mayoría de los aspectos que concierne a las estrategias de la empresa. Un líder autocrático tiene mucho poder y la mayoría de personas no se atreve a desafiar sus decisiones.

Digamos por lo tanto que no es un liderazgo abierto o, como bien indica la palabra, es un sistema que concentra todo el poder en una única figura, en este caso, el jefe.

Si bien es cierto que un líder autocrático a veces permite que los supervisores tomen sus propias decisiones, en realidad disfruta del poder e intentará que nadie tome una decisión sin su consentimiento.

Liderazgo democrático

También se le llama liderazgo participativo. Actualmente es el tipo de liderazgo más común. Se fundamenta en promover la colaboración, la pasión y participación de los empleados. Son jefes que intentan promover el diálogo entre el equipo y hacer ver que todas las opiniones cuentan, aunque a la hora de la verdad la decisión final la acaban tomando ellos.

Liderazgo transaccional

Consiste en intercambiar. Los empleados reciben incentivos, ya sean bonus o premios por lograr los objetivos establecidos, y el jefe se beneficia de las ventas y del incremento en los ingresos. Por lo tanto, un liderazgo transaccional se da más en situaciones de ámbito económico en el que puede haber un intercambio de bienes y beneficio entre el líder y los trabajadores.

Liderazgo transformacional

Lo mas importante es la comunicación. Con una comunicación fluida dentro del equipo de trabajo cumplimos el requisito más indispensable de este tipo de liderazgo. Gracias al liderazgo transformacional se pueden mejorar las relaciones en la empresa, así como conseguir los objetivos a varios niveles. Por lo general se tienen visiones y estrategias compartidas en toda la compañía tanto entre los empleados como entre los jefes. Las personas que llevan a cabo un liderazgo profesional suelen ser personas resilientes

Conclusión: ser un tipo de líder u otro depende de ti. Por lo tanto, decide qué tipo de liderazgo se aplica mejor a tu ámbito empresarial y empieza a mejorar la relación con tus empleados.

Liderazgo lateral

Esta clase de liderazgo está basado en la creencia de que cualquier miembro del equipo puede y es capaz de dirigir al resto sin necesidad de ser jefe o tener un cargo superior. Normalmente este tipo de liderazgo se da en personas que tienen un mismo nivel dentro de la misma empresa pero tienen la capacidad de liderar.

Liderazgo burocrático

Es el liderazgo mas común. Un líder burocrático es el que dirige a sus trabajadores para conseguir objetivos y tareas en base a unas normas estrictas y muy definidas. Siempre basado en la política de empresa. Busca la eficiencia a la hora de alcanzar los objetivos y lo suele hacer de forma autoritaria.

Y tú, ¿Con qué tipo de liderazgo te identificas?

Volver a las noticias
Categorías
Volver a las noticias
Otras noticias relacionadas

El empleo sostenible en España ha llegado

Leer más
Volver arriba