Claves de la transformación digital empresarial

transformacion digital

Los entornos cambian. Y mucho. Y muy rápido. Sobre todo el entorno digital.  Las respuestas a estos cambios, cuanto más rápidas sean, mayor ventaja competitiva ofrecen a las compañías. Pero, ¿cómo o a través de qué podemos ser rápidos ante estos cambios?, ¿cuáles son las claves de la transformación digital en una empresa?

Es necesario adoptar una estrategia de transformación digital

Una máquina de escribir, una cámara analógica o un teléfono de rueda, o cualquier elemento útil hace 20 años. Son elementos que comparten una esencia: la esencia de lo antiguo. A menudo los vemos incorporados en las estanterías de los cafés y tiendas de estilo vintage. Pero, en cualquier caso, su papel a día de hoy no puede trascender su función decorativa. Esto, aplicado al mundo empresarial, hace necesario que cualquier empresa tenga claro que, si quiere funcionar correctamente dentro del contexto existente (muy próximo a acoger la tecnología 5G, el big data, inteligencia artificial y todo lo que eso conlleva términos relativos a la hiperconexión), debe tener en su hoja de ruta la digitalización de sus procesos y herramientas como punto clave.

La digitalización, han cambiado los hábitos de consumo, es inevitable a medida que la tecnología permite que podamos trabajar desde un teléfono móvil o incluso diseñar un producto en nuestra pantalla y mandarlo a una impresora 3D. Pero en manos de cada organización está dotar de las herramientas y cultura necesarias para marcar la diferencia en cuanto a operatividad y eficiencia en un mundo cada vez más globalizado.

Así pues, la transformación digital ha calado en la sociedad a todos los niveles: aunque es lo más obvio a simple vista, no sólo ha afectado a la introducción de la comunicación digital (ahora con redes sociales y mensajería instantánea), sino que también ha supuesto una revolución para la educación, la sanidad, y para las empresas, modificando la experiencia de cliente en todos los sectores.

Y ¿qué supone la transformación digital empresarial?

El primer cambio pasa, más allá del uso de las tecnologías, por el cambio en la cultura de la organización. Y es que la transformación digital empresarial no se reduce a enviar correos electrónicos en lugar de cartas, sino que la mentalidad de la empresa debe reorientarse, y encaminarse hacia la innovación y la eficiencia.

También modifica el reparto de competencias. La tecnología permite democratizar el poder, ya que, por ejemplo, puede conectar a múltiples empleados en una reunión, trabajadores que pueden encontrarse incluso en otras zonas geográficas y que, por ello, en otra época, no podrían estar igual de presentes en la toma de decisiones.

Por tanto, la transformación digital impulsa sobre todo un cambio de modelo de negocio y organizacional, de manera que la comunicación se vuelve más horizontal, y la estructura jerárquica se ve inmediatamente afectada por este cambio. Por esto mismo, no todas las organizaciones están de por sí preparadas para la transformación digital. Debe lograrse previamente una congruencia entre lo que implica la transformación y el estilo de liderazgo, jerarquía y estructura de la organización.

Y este último punto está relacionado con la optimización. Los entornos de colaboración, las salas de videoconferencia u otras herramientas de comunicación instantánea favorecen completar las tareas de una manera más eficiente. Ahora, existen servicios de elaboración conjunta de documentos vía internet, donde un número ilimitado de personas puede participar de la creación de un informe o un trabajo desde diferentes espacios físicos y temporales.

Todo ello contribuye además a otros beneficios. Para empezar, los trabajadores de una empresa valoran este cambio, ya que el aumento en la productividad deriva en una sensación generalizada de satisfacción. También los clientes agradecen la transformación digital, pues agiliza muchos procesos, en que además pueden participar de una manera más activa, fácil y dinámica.

El ahorro en costes es otro factor a tener en cuenta, y se debe principalmente a la desmaterialización de la economía que facilita la tecnología Cloud Computing. Un estudio de Accenture calculó que la transformación digital en las empresas puede suponer un aumento de 1,25 billones de euros en el PIB de 10 grandes potencias económicas.

Ventajas de la transformación digital

La transformación digital aporta flexibilidad, y favorece la globalización y desmaterialización de la empresa. En Ecoembes hemos logrado aumentar estos aportes, gracias al proyecto de transformación digital que está llevándose a cabo en la organización. La visión es que ya no se conecta con terminales físicos, sino que se busca la conexión con la persona. La digitalización nos ha permitido, paradójicamente, humanizar hasta cierto punto las relaciones, a través de herramientas como Microsoft Teams, o Skype Empresarial, que mantienen a la persona conectada en cualquier ubicación, y transmitir documentos e información más rápidamente. Todo ello, unido a las salas totalmente equipadas para favorecer la comunicación instantánea, nos permite aumentar la eficiencia y la posibilidad de interconectar todo con todo, en busca de ofrecer esa rapidez a los cambios que se nombraba al principio. Esto, da lugar a nuevas oportunidades, pues la tecnología aporta habilidades y procesos que antes no había y que favorecen la creatividad y la innovación.

Volver a las noticias
Categorías
Volver a las noticias
Otras noticias relacionadas

Cómo ser más productivos

Leer más

¿Qué es el Digital Workplace?

Leer más

Cómo sacar partido a los tropiezos

Leer más
Volver arriba