Plantas para oficina y Espacios verdes, la nueva tendencia

plantas de oficina

La tendencia cada vez más extendida de diseñar las oficinas con espacios vegetales no es sólo una cuestión de estética, sino también de clima laboral. Los beneficios que las zonas verdes pueden aportar a los trabajadores son múltiples: las plantas reducen el estrés, mejoran el bienestar del empleado y aumentar su atención, lo que en suma mejora la productividad laboral de una empresa. Puede influir también en la relajación como lo hace la música en el trabajo.

Según las encuestas de Wellness in the Workplace, el 79% de los empleados coinciden en que intentar conciliar la vida familiar con el trabajo es una fuente de estrés y consideran que mejorarían su estado de ánimo con programas de bienestar en sus trabajos, lo que haría que se sintieran más cómodos y más centrados en la tarea. Y las zonas verdes pueden ser una buena solución.

Tal como lo explica Francisco Vázquez, presidente de 3G Smart Group, la presencia de estos espacios “aumentan la participación laboral de los empleados, haciendo que estén más física, cognitiva y emocionalmente involucrados en su trabajo”.

Empresas con espacios verdes

Las empresas han entendido la oportunidad de incluir jardines verticales o plantas de oficina en sus instalaciones y, de hecho, gigantes como Amazon, Google o Microsoft han integrado jardines en sus espacios de trabajo.

La nueva oficina de Amazon, según declaran desde la compañía, está ideada como una nueva forma de trabajo entre naturaleza para que los empleados sientan que trabajan debajo de los mismos árboles. La sede de Microsoft también está diseñada con espacios verdes y, según Google, en el futuro los humanos trabajaremos junto a arroyos, praderas verdes, y flores silvestres.

Pero ¿es cierto que los espacios verdes pueden causar tanta paz y tranquilidad en los trabajadores como para ejercer un poder sanador? Elizabeth Nelson, de la Universidad de Twente, afirma que cuando se ponen plantas en la oficina se mejoran problemas como los dolores de cabeza o que incluso puede aliviar una depresión.

En Madrid, un nuevo conjunto de jardines verticales se ha instalado, de la mano de SingularGreen, en el interior de las oficinas de una empresa farmacéutica, un proyecto que está formado por seis jardines de tamaños diferentes a lo largo de la compañía. En este caso, tampoco se trataba únicamente de mejorar las condiciones paisajísticas de la oficina, sino de lograr una mejor percepción psicológica. Estos espacios verdes están dispuestos estratégicamente para que cuando un empleado o empleada levante la cabeza lo primero que vea sea un jardín vertical.

Otro de los objetivos de esta iniciativa era mejorar la calidad del aire de la oficina. Las plantas absorben los contaminantes que producen los materiales empleados en el lugar de trabajo, así como las radiaciones de los ordenadores. Por otro lado, la humedad que provocan las plantas hace que la humedad relativa del espacio de trabajo ascienda casi a un 50%, lo que ayuda a prevenir problemas de sequedad que a menudo provocan los aparatos de aire acondicionado.

Este creciente interés por incorporar espacios verdes en el interior de las oficinas a dado lugar a la creación de diferentes formatos y diseños que facilitan la elección entre plantas naturales o artificiales. Mientras que las artificiales tendrán un propósito meramente estético, las naturales podrán aportar más mejoras en las condiciones de trabajo y la salud de los empleados.

Ahora, dado aumento en la demanda que ha impulsado la innovación , también existen módulos que no requieren apenas esfuerzo ni inversión en tiempo para su mantenimiento. Un ejemplo de ello son los Módulos Oxigenea, de la compañía francesa Vgtal3Design.

¿Cómo comenzó la tendencia de  incluir plantas y jardines en las oficinas?

Los primeros en incluir plantas y zonas verdes en su entorno laboral fueron los restaurantes, seguidos de algunos centros comerciales. Los establecimientos de restauración que diseñaban su interior incluyendo muchas plantas buscaban un ambiente especial para sus clientes, algo que les diferenciara. Con el tiempo se ha podido comprobar que esta práctica es cada vez más extendida entre los restaurantes más modernos. En los centros comerciales el objetivo inicial de incorporar espacios verdes era que, a pesar de encontrarse entre cuatro paredes, los consumidores no se agobiaran y que encontraran paz y tranquilidad después de un día de compras.

Pero no hay que dejar de lado el factor medioambiental. La creciente concienciación por cuidar el medio ambiente y la necesidad de buscar alternativas ecológicas para mejorar el estado de salud del planeta también ha contribuido a esta tendencia. Empresas de ciudades como Madrid han incluido espacios verdes para, además de cuidar la salud mental de sus empleados, contribuir a la adaptación de esta urbe a las olas de calor dado el aumento de temperaturas a consecuencia del calentamiento global.

Volver a las noticias
Categorías
Volver a las noticias
Otras noticias relacionadas

¿Qué es el Digital Workplace?

Leer más
Volver arriba