Qué es la Responsabilidad Social Empresarial

reponsabilidad social empresarial

Últimamente, el concepto de “Responsabilidad Social Empresarial RSE” está cobrando especial relevancia en el sector privado. Socialmente, ya no está aceptado que una entidad sólo busque generar ganancias, sino que cada vez más consumidores y clientes exigen un compromiso para con el planeta y una contribución al desarrollo sostenible. Instrumentos como la Agenda 2030 de Naciones Unidas están facilitando la elaboración de una estrategia a nivel empresarial para lograr un desarrollo sostenible.

Lo ideal es que la responsabilidad social de las empresas se integre en la propia visión de la compañía a fin de impactar positivamente en la sociedad y en las comunidades locales.  Esto se realiza  a través de procesos que sean beneficiosos para quienes trabajan en ella, sus clientes, el medio ambiente y la comunidad en general. De lo contrario, estaríamos haciendo esfuerzos en vano.

El Foro de Expertos en RSE, constituido en el seno del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, definió en 2005 la Responsabilidad Social Empresarial:

“La integración voluntaria en su gobierno y gestión, en su estrategia, políticas y procedimientos, de las preocupaciones sociales, laborales, medioambientales y de respeto a los derechos humanos que surgen de la relación y el diálogo transparentes con sus grupos de interés. Responsabilizándose así de las consecuencias y los impactos que se derivan de sus acciones”.

En resumidas cuentas, lo que se persigue es que las empresas, a la hora de desarrollar su actividad empresarial, tengan en cuenta otras variables como las cuestiones sociales y medioambientales.

Dentro de este contexto, aparece un nuevo concepto llamado “Mercadeo Social”, que consiste en generar beneficios sociales como factor de diferenciación. Y es que las empresas que dedican esfuerzos notables con nuevos tipos responsabilidad empresarial llegan a tener un alcance considerable. Dicho alcance abarca diversas vertientes:

  • Social y de desarrollo, contribuyendo a la sociedad y la comunidad externa
  • Solidaridad e igualdad, reconociendo la existencia implícita de derechos y deberes por parte de las empresas y la sociedad
  • De auto referencia, estableciendo una relación entre la empresa y los accionistas, clientes y trabajadores
  • La ético sistémica, considerando las acciones socialmente responsables como perdurable en el tiempo
  • La ética y de valores, que fomenta una ética corporativa que sustenta el proceso de toma de decisiones en la empresa y la cultura organizacional.

Por todo ello, no cabe duda de que la RSE puede influenciar positivamente la competitividad de las empresas de múltiples maneras. Entre otras:

  • Mejorando los productos y/o procesos de producción
  • Dando visibilidad a la empresa
  • Ahorrando en costes
  • Motivando y fidelizando a los trabajadores desde sus departamentos de recursos humanos
  • Fomentando la gestión del talento
  • Resaltando la imagen y reputación
  • Facilitando el acceso a capital
  • Incrementando la facturación

Sin embargo, un error muy común en las empresas es creer que son socialmente responsables por financiar fundaciones y organizar actos benéficos.

La RSE es la búsqueda del equilibrio entre el interés económico y el interés social. En este sentido, la razón de ser de Ecoembes, organización sin ánimo de lucro,  es reducir el impacto ambiental de los envases puestos en el mercado y su tarea es hacerlo en un marco económico de costes razonables, considerando y gestionando el impacto en la sociedad.

Responsabilidad social corporativa de Ecoembes

Por ello, en el Plan Director de RSC 2012-2015 de Ecoembes compaginamos la responsabilidad social corporativa RSC con las prioridades estratégicas de la compañía con las expectativas del entorno en el que se opera, teniendo en cuenta cinco grandes compromisos:

  1. La ética y buen gobierno. Nuestra gestión está orientada a la equidad en el trato a las empresas adheridas, la colaboración con la administración pública, el rigor técnico, la excelencia operativa y la lucha contra la corrupción empresarial.
  2. La eficiencia y calidad. Se ha desarrollado un Sistema Integrado de Gestión Ambiental y de Calidad, según las normas UNE-EN ISO 14001:2004 y UNE-EN ISO 9001:2008. Tiene dos objetivos: desarrollar procesos y actividades eficaces y sostenibles con el sistema y trabajar por la satisfacción de los grupos de interés y la protección del entorno.
  3. El medio ambiente y la innovación. La Innovación está presente en todo el ciclo del envase: desde la prevención y el ecodiseño, hasta la transformación en producto final y su puesta de nuevo en el mercado.
  4. El desarrollo de las personas. Incidimos en la importancia de crear un clima laboral favorable, en el que se fomenta el desarrollo y la formación continua de los empleados, la conciliación con la vida laboral y familiar, se cuida el talento y se garantiza la igualdad.
  5. La relación de los stakeholders y la acción social. A través de la transparencia y la confianza se establecen canales de diálogo comunes y específicos.
Volver a las noticias
Categorías
Volver a las noticias
Otras noticias relacionadas

Cómo ser más productivos

Leer más

¿Qué es el Digital Workplace?

Leer más

Cómo sacar partido a los tropiezos

Leer más
Volver arriba