Ecoembes: Oficinas colaborativas e instalaciones abiertas

Oficinas colaborativas

Pasamos muchas horas en nuestros trabajos. Es como nuestra “segunda casa”, y de cómo estén diseñados estos espacios laborales dependerá, y mucho, la capacidad de desarrollar todo nuestro potencial, sentirnos bien, motivados y con ganas de hacer las cosas lo mejor posible.

En Ecoembes somos conscientes de ello y por eso disponemos de oficinas colaborativas y abiertas, repartidas en todo el territorio nacional, responden a la forma de trabajar de un equipo de profesionales dinámico y motivado capaz de enfrentar nuevos retos. Son áreas de trabajo que se adaptan a los nuevos tiempos.

 

Oficinas de Ecoembes en España

 

“Tenemos en Madrid nuestra sede central y delegaciones en Barcelona y en Sevilla, y el año pasado inauguramos en Logroño el primer centro de innovación en materia de economía circular de Europa”, señala Cristina Retuerta, especialista de Personas y Organización de Ecoembes.

Porque lo que funciona es la colaboración y la comunicación, en Ecoembes hemos pensado en el diseño de nuestras oficinas de manera que entre las personas que trabajan en ellas fluyan relaciones de comunicación más horizontales y transparentes.  Nuestra forma de pensar, el respeto que tenemos por el medioambiente, por la economía circular y por las personas, se ha materializado en los espacios de trabajo.

Es el clima laboral> llamado “Espíritu Ecoembes”, que, además ha dado lugar a romper con el concepto tradicional de organización de una oficina, con espacios de interacción informal: “Tenemos zonas de descanso, espacios para comer con máquinas de refresco gratuitas, zumos naturales, comida saludable… y también una zona de fisioterapia y espacios para crear para idear”.

 

Oficinas colaborativas y sostenibles que preservan el medioambiente

Por otro lado, nuestra preocupación por el cuidado del medioambiente,  lo que dejamos a las generaciones futuras y nuestra responsabilidad con la sostenibilidad queda plasmada en nuestras oficinas. “En Ecoembes estamos orgullosos del trabajo que hacemos y de poder pertenecer a una organización que cuida el medioambiente. Por eso estamos creando espacios de trabajo abiertos y sostenibles que mejoran la jornada de trabajo: desde la construcción hasta en el diseño de espacios utilizamos materiales sostenibles”,  puntualiza Cristina. En este sentido, empleamos materiales reciclados en distintos elementos de nuestras oficinas, contamos con iluminación de LED de bajo consumo y detectores de presencia en los baños, regulamos el consumo de agua con caudal controlado y el tiempo de dispensación de agua en grifos, lavabos y cisternas y tenemos espacios para poder separar todos nuestros residuos, entre otros elementos.

La responsabilidad ambiental es lo que nos mueve en Ecoembes. Y es que, como sabéis, nuestra principal actividad es la gestión del proceso del reciclaje de los envases de plástico, latas, briks, papel y cartón, la cual recoge los principios de sostenibilidad, eficiencia económica e innovación. Pero, además, en Ecoembes somos partidaros del recliclaje para eliminar la basura que se abandona en la naturaleza y aplicamos estos mismos criterios a todas nuestras gestiones diarias. Hoy 5 de junio, por el día Mundial del Medio Ambiente, queremos recordar lo que hacemos en nuestras instalaciones sostenibles para reducir al máximo nuestra huella ambiental.

[twenty20 img1=»558″ img2=»608″ offset=»0.5″]

El 95% del suministro de papelería que utilizamos es reciclado. Desde el papel para imprimir y los sobres a los cuadernos y blocks, todo es reciclado. Muchos de estos artículos están personalizados con mensajes como «Hoy es un buen día para reciclar» y «Quien recicla al mundo ayuda».

El material de oficina en Ecoembes respetuoso con el medio ambiente

Como material de escritura, usamos bolígrafos reciclados y también personalizados, lápices de grafito de resina sin madera, así como portaminas y minas realizadas con materiales reciclados. ​Estos materiales cuentan con algunos de los reconocimientos más relevantes y reconocidos del sector, como Ángel Azul, certificación para productos y servicios respetuosos con el medioambiente a lo largo de todo su ciclo de vida a nivel mundial; Ecolabel, que se otorga a los productos que cumplen estrictos criterios ecológicos en lo referente a la fórmula, el envase y el rendimiento del producto; y NF Environnement, ecoetiqueta francesa concedida por AFNOR, que implica que el producto tiene un menor impacto sobre el medioambiente, a la vez que alcanza el mismo nivel de servicios de otros productos en el mercado.

Contamos en nuestras instalaciones con suministros eléctricos sostenibles

El suministro eléctrico de nuestras oficinas es eficiente. Tenemos luces LED de bajo consumo y detectores de presencia en los servicios. Los baños, además, incorporan controles en la dispensación del caudal de agua en grifos, lavabos y cisternas para rebajar el consumo hídrico. Desde los materiales de cocina, pasando por la limpieza (donde utilizamos productos biodegradables y no contaminantes) la sostenibilidad no deja de estar presente en ningún momento.

Estamos en Castellana 83, un edificio sostenible

En Madrid, nuestra oficina está en un edificio con sello LEED, que lo clasifica como emplazamiento sostenible y respetuoso con el medioambiente. Este tipo de edificios pueden disminuir el consumo de energía entre un 24% y un 50%, el uso del agua en un 40% y reducir las emisiones de CO2 entre un 33% y 39%.

Invertimos en sostenibilidad como nuestro centro TheCircularLab

Día del medio ambiente

Por su parte, TheCircularLab –centro de innovación en materia de economía circular de Europa- respira sostenibilidad por los cuatro costados: tanto en la construcción como en el diseño de espacios se han utilizado materiales sostenibles. Del suelo, cubierto con moqueta de poliamida 100 % reciclada, al tejado, que es un jardín natural, el centro regula su temperatura con geotermia (para atemperar el aire exterior que entra al recuperador de calor) y energía solar (que abastece de agua caliente los aseos y el resto de la oficina). Toda la iluminación es de LED bajo consumo y la de los aseos responde a sensores de movimiento. Allí, incluso se ha colocado un lavabo con sistema de reciclaje de agua para el inodoro.

Hasta los elementos decorativos son respetuosos con el medio ambiente. El revestimiento textil de algunas paredes y parte del mobiliario de la cocina, es 100 % poliéster reciclado.

Las lámparas en la cocina y laboratorio también son de materiales 100% reciclados (boyas de barcos que han quedado inservibles). La carcasa de las sillas en las salas de reuniones fue fabricada en un 40% de material sintético reciclado. Los residuos de producción de contenido metálico se reciclan por completo. En cuanto a las sillas de la cocina, la mitad se componen al 100% de botellas de plástico PET de refrescos. Otros elementos de mobiliario y exposición fueron realizados con cartón y otros materiales reciclados. Y en las zonas de entrada se han colocado elementos decorativos hechos a base de materiales reciclados de papel, corcho, madera  aluminio y PET.

Como podéis ver, somos conscientes de la responsabilidad social que tenemos y la necesidad de cuidar del medioambiente y lo aplicamos en todos los ámbitos, no solo para celebrar el día Mundial del Medio Ambiente.

Volver a las noticias
Categorías
Volver a las noticias
Otras noticias relacionadas

Beneficios de la retribución flexible

Leer más
Volver arriba