Las empresas que utilizan la realidad virtual son las empresas del futuro

empresas que utilizan la realidad virtual

Las empresas que utilizan la realidad virtual están revolucionando la forma de entender el mercado. En el último año hemos experimentado un avance tecnológico imposible de imaginar antes del Covid-19. La denominada IV Revolución Industrial ha traído consigo cambios que no se creían posibles en un periodo inferior a 10 años. Las empresas son las grandes transformadoras, las responsables de integrar nuevas tecnologías en nuestras vidas cotidianas. Lo virtual reemplaza a lo físico en centros médicos, educativos, oficinas… y en este contexto la realidad virtual se convierte en un terreno por explorar que multiplica exponencialmente las posibilidades de diferenciarse a través de la innovación.

Qué es la realidad virtual

La realidad virtual RV es una tecnología que mediante el uso de gafas o cascos de simulación nos traslada a un entorno determinado con el que además podemos interactuar. La clave de la realidad virtual es que genera en los usuarios experimentan la sensación de estar inmersos en una realidad envolvente manteniendo activos los cinco sentidos, aunque son la vista y el oído los que habitualmente están involucrados con la herramienta de realidad virtual. En ocasiones se recurre a dispositivos adicionales como guantes o trajes especiales con el objetivo de ofrecer diferentes estímulos para intensificar la sensación de realidad.

La realidad virtual en empresas

A día de hoy son muchas las empresas que recurren a esto y también son muchas las aplicaciones de realidad virtual. Es fácil conectar esta tecnología con el sector de los videojuegos, entretenimiento, arquitectura o ingeniería, pero está también muy presente en educación, salud, sector público… Bain & Company anticipa una tasa de adopción de realidad virtual del 75% para 2023. Lógicamente el potencial de la realidad virtual no pasa desapercibido para las empresas, que ya han normalizado su uso favoreciendo la sostenibilidad de sus modelos en dimensiones muy diversas.

Marketing y la experiencia de producto

Una de las áreas de empresas que antes ha sabido apostar por la realidad virtual es la de marketing, que descubre en esta herramienta una forma de brindar al cliente una experiencia de producto previa a la compra. Las opciones son innumerables: demostraciones de producto (incluso antes de haberlo fabricado), simulaciones de la prueba de un dispositivo móvil o un coche… Por primera vez es posible brindar al cliente una experiencia casi real sin ningún tipo de limitación.

Las empresas que ponen el foco en crear espacios de trabajo innovadores saben del potencial de la realidad virtual como herramienta de trabajo. Buen ejemplo de ello lo encontramos en empresas como Decathlon, que gracias a la realidad virtual permite a sus clientes aproximarse a la experiencia de utilizar sus tiendas de campaña en contextos de naturaleza: un bosque, un lago de montaña, el fuego crepitando junto a la tienda… sin salir del centro comercial.  Sin duda, se trata de un valor añadido con unas posibilidades de retorno de la inversión muy elevadas.

Comunicación innovadora

La comunicación se vuelve innovadora y deslocalizada. En el último año la videollamada se ha consolidado, pero la realidad virtual nos permite ir más allá y organizar esos mismos encuentros virtuales introduciendo a los participantes en un determinado entorno virtual (puede estar relacionado con el asunto que se tratará en la reunión, como por ejemplo la visita a un edificio que se está construyendo, o por el contrario tratar de trasladar a los participantes a un contexto distinto, por ejemplo de naturaleza, con el objetivo de generar un clima determinado).

Por otro lado, la realidad virtual nos ofrece la posibilidad de dar mensajes inmersivos: La universidad de Stanford a través de Virtual Human Interaction Lab ha realizado varios proyectos en los que, mediante realidad virtual, trata de concienciar a los usuarios en materia medioambiental.  El uso de gafas virtuales en el interior de una piscina permite observar las consecuencias de la acción del hombre en los fondos marinos.  No es lo mismo entender que nuestras actividades impactan en el fondo del mar, que poder verlo con unas gafas de realidad virtual mientras buceamos.

Formación y capacitación en realidad virtual

Así mismo, la realidad virtual está transformando los modelos formativos en empresas, desvelándose además como una herramienta que facilita fórmulas más sostenibles. Las formaciones al uso dan paso a nuevas dinámicas y experiencias intensas que refuerzan el aprendizaje, es por ello que a día de hoy este es un modelo ya implantado en los programas de formación de multitud de empresas.

Sabiendo que nuestro cerebro es capaz de retener el 10% de lo que lee, el 20% de lo que oye y el 90% de lo que experimenta, es fácil entender el potencial de la realidad virtual. Gracias a ella es posible no solo transmitir conocimiento, sino interactuar con él sin necesidad de trasladar físicamente a todos los empleados a un determinado contexto o invertir en materiales específicos para cada formación. Nos permite recrear el uso de maquinaria pesada o peligrosa, conocer riesgos laborales sin enfrentarnos a ellos durante el proceso de aprendizaje, recrear contextos de trabajo que de otra forma serían de difícil acceso (por ejemplo una intervención quirúrgica…) Las posibilidades son infinitas. Por otro lado, este modelo ofrece un entorno de aprendizaje atractivo y efectivo para el trabajador, que al encontrarse ante un nuevo modelo presenta mayor motivación.

Productividad mejorada gracias a la RV

La creatividad en cuanto al uso de realidad virtual no tiene límites, y esto ha permitido que empresas como Acciona revolucionen procedimientos internos: recurren a una combinación de realidad virtual y realidad aumentada para revisar y mejorar el mantenimiento de sus instalaciones y mejorar la productividad de sus técnicos.

Otras empresas incorporan esta herramienta para simplificar y acelerar procesos en la fase de producción, como por ejemplo Volvo, cuyos ingenieros recurren a la realidad virtual en fábricas para reducir márgenes de error en el proceso y mejorar productos.

Y también en el ámbito del diseño se detectan importantes mejoras de rendimiento. La compañía aeronáutica Safran Nacelles recurrió a la realidad virtual en el desarrollo de nuevos modelos de góndolas logrando reducir el proceso de producción un año y medio y un retorno de la inversión de 300.000 euros.

En definitiva, nos encontramos ante una tecnología capaz de transformar digitalmente las empresas y sus procedimientos a muy diferentes niveles. El futuro sin duda pasa por la tecnología, y la realidad virtual nos demuestra además que esta nos ayudará a progresar de manera sostenible, el único límite será nuestra creatividad.

Volver a las noticias
Categorías
Volver a las noticias
Otras noticias relacionadas

Síntomas para identificar el burnout

Leer más
Volver arriba