¿Qué es el capital humano?

capital humano

El término capital humano surge en el siglo XVIII con Adam Smith, quien opinaba que había que tener en cuenta, además de los factores técnicos, los humanos para hablar del correcto funcionamiento de una organización. Más tarde, los economistas Theodore Schultz y Gary Becker, en el siglo XX, hablaron por primera vez de la teoría del capital humano, entendida como el conjunto de habilidades, aptitudes, experiencias y conocimientos de cada recurso humano que integra una empresa. Además, afirmaron que dicho capital es decisivo para el crecimiento de una empresa. Por ello, es tan importante gestionarlo adecuadamente. Y eso se hace invirtiendo, por ejemplo, en su formación. Felipe Vergara, presidente del Foro Latinoamericano de Comunicación Interna, asegura que “hoy las personas son la gran ventaja competitiva del mercado. Ante productos y servicios similares, la diferenciación está dada por la gente que trabaja en el interior de cada empresa”

El Banco Mundial inició en 2018 el Proyecto Capital Humano: un esfuerzo mundial para contribuir a acelerar el aumento y la mejora de las inversiones en las personas, con el propósito de lograr más equidad y un crecimiento económico mayor. España ocupó ese año el lugar 32 de la clasificación global, justo por detrás de Kazajistán y por delante de Islandia.

Estas son algunas de las preguntas que nos podemos hacer para valorar si contamos con un capital humano ejemplar:

¿A cuánta formación tienen acceso nuestros empleados?

La formación en el puesto de trabajo es un valor añadido que las compañías deben ofrecer a las personas. Es la principal herramienta que permite adaptar y alinear a los empleados con la misión de la compañía. Esta formación se puede dar en diferentes formas, ya sea al uso, o experiencial a través de recursos y sistemas que permiten la visión global del trabajo.

Además. conviene elaborar planes de mentoring para que un trabajador veterano de la organización pueda acompañar a una persona que acaba de unirse al equipo, así como de formación, para mejorar las habilidades y destrezas de los trabajadores, y que ello se vea reflejado en su trabajo diario.

¿Cuánta antigüedad tienen los trabajadores clave?

No es lo mismo contar con trabajadores que contar con talento crítico o empleados clave. Albert Einstein lo avisó: “hay que tener cuidado para no hacer del intelecto nuestro Dios; por supuesto que tiene músculos poderosos, pero carece de personalidad”. Debemos de prestar especial atención a aquellos que llevan años remando a nuestro favor ya que demuestran un sentido de pertenencia muy elevado, además de motivación y compromiso.

¿Está siendo el departamento de Recursos Humanos eficaz?

Hay quien dice que el 99% de los problemas que tiene una organización están derivados de una mala selección de personal. Es imprescindible respetar los tiempos en los procesos de selección para no caer en errores que nos puedan llevar a grandes cargas económicas a la larga.

¿Hay mucha rotación del personal?

Lo aconsejable es que el índice de rotación de la plantilla sea inferior al 5 % ya que, si se produce una rotación prematura o excesiva, el ROI (retorno de la inversión) de los recursos humanos se va a ver seriamente comprometido. Entre las muchas fórmulas para calcularlo, la más habitual es la siguiente: (Número de personas contratadas en el período analizado + número de personas que han dejado la empresa en el período analizado) / 2 * 100 / el promedio efectivo del período de tiempo considerado.

¿Hay mucho absentismo laboral en mi empresa?

Puede acarrear graves y grandes consecuencias para las compañías, llegando a afectar en su economía y generando pérdidas en términos de productividad y competitividad. Entre las principales causas del absentismo laboral se encuentran las enfermedades de origen común, accidentes de trabajo y enfermedades laborales, problemas financieros, dificultades en el transporte, motivos personales, baja motivación y un clima laboral inadecuado. También es importante, igualmente, detectar el llamado absentismo presencial o síndrome de la silla vacía, ya que tendría los mismos efectos negativos.

Hoy en día las organizaciones se han dado cuenta de que este factor productivo es esencial en tanto que gracias a ello son capaces de crear ventajas competitivas sostenibles y perdurables en el tiempo. Ahora más que nunca, contar con un equipo humano con talento, experiencia y amplios conocimientos no tiene precio.

Volver a las noticias
Categorías
Volver a las noticias
Otras noticias relacionadas

Preselección de candidatos

Leer más

Nueva ley de control de horas trabajadas

Leer más

Aprendizaje social en las organizaciones

Leer más
Volver arriba