Creatividad e innovación en las empresas

La creatividad es la materia prima de la innovación y uno de los elementos no tangibles de una organización más importantes para poder adecuarse a las continuas presiones y turbulencias que pueden hacer peligrar su estabilidad hoy en día. 

Ante una realidad en permanente situación de incertidumbre como la actual ya no es suficiente con la planificación del cambio como antes, ahora es necesaria una actitud creativa de todos los colaboradores de la empresa para hacer frente a esas fluctuaciones diarias que deben pasar a ser tratadas como retos y oportunidades para la innovación y el crecimiento. Como toda idea al fin y al cabo requiere llevarla a cabo, este cambio en la gestión de negocios necesita, para que funcione de manera eficaz, un equilibrio entre el enfoque analítico tradicional y el creativo a la hora de generar ideas.

De la creatividad a la innovación

Por otra parte, para favorecer esta actitud creativa tienen que coincidir en la organización dos circunstancias sin las que será prácticamente imposible que se dé paso a la idea y a su ejecución, es decir, a la innovación propiamente dicha. Estas dos ‘condiciones’ serían la existencia de un equipo multidisciplinar y la garantía de un buen clima laboral, que asegura efectivos canales de comunicación para que fluya el conocimiento entre las distintas áreas.

Es cierto que hay personas más proclives a la creatividad y al pensamiento creativo que otras, y que dentro de esta habilidad se puede distinguir entre la científica y la artística y entonces el potencial del individuo en cuestión será útil según el sector en el que desarrolle la actividad la organización de que se trate. Por otra parte, hay un proceso desde que la creatividad se convierte en innovación, puesto que ésta reside un resultado plausible, aplicable en la realidad y comercializable.

Ahora bien, como bien saben los profesionales de la gestión de personas es posible estimular la ‘creatividad grupal’ a través de un determinado clima empresarial, una cultura y estilo de liderazgo apropiados o elementos estructurales y estrategia de la firma adecuados. También las interconexiones entre los distintos niveles de la organización propician esta actitud, así como la influencia del medio exterior o el entorno de la empresa que será muchas veces determinante.

Lo que está claro es que la innovación es una palanca esencial de cambio en momentos de gestión de la incertidumbre como los actuales y que va inexorablemente unida a conceptos como comunicación, colaboración y transparencia en las organizaciones.

Volver a las noticias
Categorías
Volver a las noticias
Otras noticias relacionadas

El empleo sostenible en España ha llegado

Leer más
Volver arriba