¿Qué es el Onboarding? ¡Bienvenido a bordo!

onboarding

Cuando un colaborador se incorpora por primera vez a una organización se inicia un proceso de integración en el equipo y de adaptación a la cultura de la empresa que se llama onboarding. Lo más frecuente es que el área de recursos humanos cuente con una ‘plan de acogida’ ya diseñado para los nuevos empleados y que sea este departamento el encargado de llevarlo a cabo. Sin embargo, todo dependerá del tamaño de la entidad en cuestión.

Empezar con buen pie es muy importante para las dos partes así que saltarse este paso no es conveniente aunque a veces haya urgencia por empezar a realizar tareas. Sentir las bases de una buena comprensión de lo que es la cultura organizacional en el nuevo colaborador y que éste se comprometa con la empresa es fundamental para el futuro. Según un estudio sobre los procesos de onboarding en España (Headway, 2018), el 22% de nuevas incorporaciones abandonan su nuevo puesto de trabajo antes de los 45 primeros días. Esto supone un gasto para la empresa, tanto económico como de tiempo, ya que tiene que abrir otro nuevo proceso de selección y contratación.

Por el contrario, esta inmersión del empleado en la cultura organizacional repercutirá en que luego tenga una mayor productividad posterior ya que conocerá mejor el funcionamiento de la empresa y perderá menos tiempo.  

En qué consiste un plan de onboarding o bienvenida

Este plan de bienvenida, como también se podría llamar, incluye la presentación de las personas clave de la empresa para el desempeño del trabajo y a los máximos responsables de la compañía; explicación al detalle de las funciones a realizar y responsabilidades a asumir; realización de una reunión formal transcurridos los tres primeros meses de la incorporación para valorar la integración, etc. Durante este tiempo también es importante medir la efectividad del proceso  con un feedback directo entre empleado y responsable que se puede lograr a través de encuestas, formularios o bien a través del diálogo directo.

La digitalización también ha llegado al onboarding. La crisis de la COVID-19, en la que muchos procesos de reclutamiento han empezado a hacerse por vía telemática, ha hecho que muchas muchas organizaciones y expertos empiecen a plantearse también hacer ‘planes de acogida’ virtuales. Así lo confirma el reciente informe ‘Human Smart Working’ (Fundación Más Humano, 2020). Estos planes incluyen como novedad welcome packs digitales o cafés virtuales con el equipo. Se trata, en cualquier caso, de tratar de lograr la máxima cercanía personal y mejorar la experiencia de los nuevos colaboradores.

Otra iniciativa que algunas empresas están llevando a cabo es la elaboración de ‘Guías de Buenas Prácticas’ para el nuevo empleado o la asignación del apoyo virtual de otra persona del equipo para el desempeño diario de su actividad durante los primeros meses.

Y es que las buenas organizaciones saben que invertir en las personas es invertir en el futuro.

Volver a las noticias
Categorías
Volver a las noticias
Otras noticias relacionadas

¿Qué es el Digital Workplace?

Leer más
Volver arriba