TIC para ser más productivos y sostenibles

productivos y sostenibles

Necesitamos ser más productivos y sostenibles en el entorno laboral, la demostrada correlatividad positiva entre el grado de penetración de las nuevas tecnologías y la productividad laboral de los últimos 20 años apunta a que el proceso de transición digital en el que estamos inmersos conseguirá como mínimo los mismos resultados. Obviamente han reducido los tiempos de producción, han ayudado a reducir costes, procesos y han mejorado la seguridad de las empresas, entre otras cosas. Además, la gestión inteligente hace que se ahorre en energía y recursos materiales con lo que se contamina menos y se reduce la generación de residuos. En suma, la transformación digital potencia organizaciones más productivas y más sostenibles.

En suma, las TIC han permitido que los colaboradores de una organización puedan ocuparse de las tareas verdaderamente importantes dejando a la automatización sostenible de procesos largos y tediosos que les llevaban muchas horas de trabajo. Está claro que si no hubiera sido así la inversión empresarial en herramientas TIC no hubiera tenido sentido. De hecho, “el crecimiento de las nuevas tecnologías explica algo más de la totalidad del 14% de crecimiento acumulado de la productividad laboral entre los periodos 1996-1998 y 2014-2016”, señala un análisis de CaixaBank (CaixaBank Research. Febrero, 2020)

De cara al futuro, la citada entidad bancaria también prospecta, en un escenario optimista, un aumento del crecimiento de la inversión en nuevas tecnologías de un 50%, lo que supondría un incremento del crecimiento de la productividad de algo más de 0,3 puntos porcentuales por año.

Este aspecto es fundamental ya que ahora aparecen nuevos retos como las tecnologías Big Data, IoT, Blockchain o Inteligencia Artificial (IA), que plantean un desafío a las organizaciones, que deben adaptarse e incorporar las mismas para mantener su competitividad. Solo el impacto de la IA en los negocios “aumentará la productividad del trabajo hasta en un 40% y permitirá a las personas hacer un uso más eficiente de su tiempo” según un estudio de Accenture (‘Inteligencia Artificial, el futuro del crecimiento’). La Inteligencia Artificial, señala esta investigación, permitirá a las personas centrarse en crear, con lo que impulsará la innovación, vital para el crecimiento económico.

Muchos expertos en gestión del talento añaden que la transformación digital y la incorporación de estas tecnologías al entorno laboral es positivo para el colaborador pues tendrá un mayor grado de satisfacción y compromiso con la organización y podrá dedicarse a tareas más motivadoras y gratificantes. Además, la flexibilidad de trabajo que aportan estas herramientas en cuanto a presencia física ayudará a mejorar la conciliación de la vida personal y laboral al tiempo que facilitarán la colaboración y la comunicación entre los miembros del equipo (4º Estudio de Madurez Digital INCIPY. 2020).

Más ahorro y eficiencia

Hay que añadir que la productividad y la transformación digital bien implementada ayudan a la organización a fomentar el ahorro y la eficiencia en el uso de recursos materiales y de energía. La digitalización permite conectar y gestionarlo todo de manera más segura y confiable, ayuda a las empresas a ser más eficientes y a los trabajadores más productivos y sostenibles (‘Schneider Electric Innovation Summit Paris 2018’). Y al revés, las organizaciones que apuestan por la eficiencia y la sostenibilidad ven como esta acción tiene un impacto positivo sobre su productividad y como obtienen un mayor retorno de la inversión. Recurrir a la Inteligencia Artificial y a la tecnología Big Data para obtener modelos predictivos y tomar decisiones adecuadas refuerza esta tendencia.

Evolucionar de una Intranet a concentrar en un único espacio de trabajo virtual toda la información que genera la organización y todas las herramientas digitales -digital workplace- que la compañía necesita para llevar a cabo todos sus procesos (Big Data, aplicaciones móviles, Internet de las Cosas…), según Forbes, es muy posible que multiplique por cinco la productividad de cada uno de los miembros del equipo (‘The impact of the digital workforce’).

La digitalización favorece, nos ayuda a ser más productivos y sostenibles y además también a mejorar el ahorro y la competitividad. Permite que se automatice la generación, envío y registro de cualquier transacción electrónica o la gestión de pedidos, por ejemplo. Asimismo, introduce la factura electrónica o e-Invoicing que además de reducir los tiempos elimina errores, lo que es una garantía. Cada vez con más frecuencia se exigen más trámites de forma electrónica, sobre todo en el ámbito fiscal y tributario.

Todo ello repercute de manera positiva en el medio ambiente, en el uso menor de recursos, de energía y otras materias primas, como el papel -‘Paperless’-, y al mismo tiempo, en la reducción de la generación de residuos. Las organizaciones son más rentables y al mismo tiempo minimizan su impacto sobre el planeta.

Tan claro y contundente es el consenso a nivel global que la Unión Europea ha basado su Plan de recuperación en la doble transición ecológica y digital de modo que el uso de las tecnologías se fomente para construir una sociedad más sana y ecológica (Discurso sobre el estado de la Unión de la presidenta Von der Leyen en la sesión plenaria del Parlamento Europeo. Septiembre, 2020).

En esta línea, el Foro Económico Mundial afirma que “la transformación digital tiene el potencial de desvincular las emisiones y el uso de recursos del crecimiento económico”. Asegura que cada tonelada métrica de CO2 emitida por el sector de las Tecnologías de la Información ayuda a los usuarios a ahorrar 10 toneladas. En cualquier caso, también advierte que a la hora de compensar está ola de digitalización y abordar los desafíos que puede suponer en cuanto a huella medioambiental se recurra al uso de fuentes de energía 100% renovable, entre otras iniciativas (World Economic Forum).

Por último, la ‘Guía práctica para conectar equipos con eficiencia y sostenibilidad’ de Schneider Electric (‘How-To Guide Connecting Efficiency and Sustainability Teams’) parte de la base de que para que un negocio logre este objetivo necesita la colaboración de todas las partes. Para conseguirlo recomienda seguir seis pasos: elaborar un plan de gobernanza conjunto; definir objetivos comunes y realizar un seguimiento del desempeño; incentivar las funciones cruzadas para trabajar en equipo; implementar una sola fuente de datos; establecer un presupuesto conjunto para las iniciativas de eficiencia y sostenibilidad y, por último, incrementar la transparencia, tanto internamente como externamente.

El progreso de las organizaciones en transformación digital y sostenibilidad es un tándem imprescindible para mantener su competitividad y ayudarnos a ser más productivos y sostenibles.

Volver a las noticias
Categorías
Volver a las noticias
Otras noticias relacionadas

¿Qué hago con mi vida profesional?

Leer más
Volver arriba