Utramic: “Contribuimos y creemos en una sociedad con igualdad de oportunidades”

Utramic - Borja Manuel

La igualdad de oportunidades de la que tanto se habla tiene nombre propio, ubicación física y una actividad profesional específica. Utramic, empresa ubicada en Galicia, de recuperación de residuos urbanos e industriales se plantea su lugar en la sociedad desde el análisis de sus valores, movida por el cuidado del entorno y la implicación con los sectores más vulnerables de la sociedad.

Pedro Otero Quintián, administrador de la empresa, nos habla de la importancia del compromiso social para Utramic: “Desde nuestros inicios nos hemos preocupado y vinculado con la sociedad más vulnerable. Nuestra plantilla se compone de más de 40 personas, de las cuales un 96% son trabajadores con discapacidad física, psíquica o sensorial”. En Utramic la integración social no es una propuesta sobre papel, sino una realidad con la que conviven en perfecta armonía y parte de los valores que fundamentan su modelo de negocio: “Contribuimos y creemos en una sociedad con igualdad de oportunidades por ello al conocer el proyecto ‘Reciclar para cambiar vidas’ – que fomenta oportunidades laborales en el sector del reciclaje a personas en riesgo de exclusión social– no dudamos en sumarnos al mismo, ya que es un proyecto totalmente alineado con nuestras creencias y compromiso social”, asegura Quintián.

Planteamientos como este se traducen en relatos humanos con final feliz como el de Borja Manuel Fernández González que, tras varios años enlazando trabajos temporales y una situación laboral inestable, ha pasado a formar parte de Utramic como peón de residuos. Gracias al programa ‘Reciclar para cambiar vidas’, tuvo la oportunidad de ‘reciclarse’ profesionalmente para incorporarse a un sector más estable: reciclaje y tratamiento de residuos. “Gracias a ello llevo trabajando ya dos años y tres meses en esta empresa. Me ha permitido encontrar un empleo estable, que era lo que más deseaba y buscaba, dejando atrás los trabajos temporales. El sector de los residuos me abrió una nueva oportunidad que valoro muchísimo, ahora tengo un sueldo todos los meses y puedo cubrir mis necesidades”.

Y es que el sector del reciclaje y los residuos se presenta como una salida profesional en pleno auge, con proyección de cara al futuro. Aunque la palabra reciclaje ya forma parte de nuestro vocabulario y de nuestra vida, sigue siendo un océano azul en el que aún existen muchas oportunidades por descubrir. Borja aporta su granito de arena gestionando residuos en Utramic. “Cuando vienen los camiones tengo que realizar labores de selección del cartón y papel, para que después estos residuos se puedan reciclar. Por otro lado, también realizo selección de otro tipo de residuos voluminosos que nos llegan de los puntos limpios como son neveras, colchones, etc., separando los componentes de estos residuos para que también se puedan reciclar”.

No obstante, siempre es posible ir más allá y lograr una mayor concienciación e implicación por parte de los gobiernos, las empresas y la sociedad. El propio Borja pone de manifiesto cómo el mero hecho de modificar algunos gestos cotidianos puede mejorar notablemente los procesos:

“El reciclaje ha avanzado mucho, pero creo que todavía tenemos mucho camino por hacer, la gente se tiene que concienciar más. Algunas veces cuando vamos en el camión vemos que hay gente que echa la basura en cualquier contenedor y me produce mucha impotencia y todo por no querer cruzar la calle que es donde tienen los contenedores”.

Parte de ese camino que aún tenemos que recorrer estará pavimentado por personas como Borja y empresas como Utramic que entienden la sostenibilidad como una variable imprescindible.

La minuciosidad y el cuidado que el programa ‘Reciclar para cambiar vidas’ en alianza con el programa Incorpora de Obra Social ‘la Caixa’, pone en los procesos de selección facilita que puedan darse acuerdos duraderos entre las empresas y las personas, y que estas obtengan algo más que un puesto de trabajo, como en el caso de Borja: “Me gusta mucho mi trabajo, me motiva y esto supone un aliciente para mí, para seguir en este sector”. Tras pasar años desarrollando labores profesionales como peón agrícola, jefe de brigada de incendios o jardinero, ha encontrado la estabilidad en Utramic, donde realiza diversas tareas relacionadas con el reciclaje y la gestión de residuos: “Realizar varias tareas hace que mi trabajo sea ameno. Valoro mucho la oportunidad que me ha dado Utramic”. Y esto es algo que no se escapa a ojos de la empresa, que pone de manifiesto la rapidez con que Borja se adaptó a las tareas asignadas y al equipo, con quien desde el principio mantuvo una buena relación.

Para Utramic ‘Reciclar para cambiar vidas’ es un aliado. Si bien la empresa cuenta con su propio Centro Especial de Empleo, que cubre buena parte de sus necesidades de contratación, en ocasiones necesitan reclutar por otras vías perfiles más específicos: “Es aquí donde estamos junto a ‘Reciclar para cambiar vidas’, teníamos claro que estas otras fuentes para reclutar personal debían de apostar por la sostenibilidad social e igualdad de oportunidades”. La experiencia con Borja hace que para Utramic este sea un recurso recomendable sin ningún género de dudas.

Pedro Otero subraya además la importancia de las segundas oportunidades en el ámbito profesional: “Para nosotros es muy gratificante poder contribuir con nuestra labor a que personas que tienen dificultades para encontrar un empleo, cuyas posibilidades son cada vez más reducidas por distintas circunstancias, vuelvan a recuperar la ilusión y la esperanza. Recibir un salario es fundamental para que todos podamos cubrir nuestras necesidades, es muy bonito ver cómo estas personas también recuperan su tranquilidad. Sin duda, cada vez creemos más en las segundas oportunidades y seguiremos poniendo nuestro granito de arena para que sean una realidad”.

La contratación a través de ‘Reciclar para cambiar vidas’ ofrece un valor añadido a las empresas: del mismo modo que la persona contratada encuentra algo más que un trabajo, la empresa a la que se incorpora recibe algo más que un trabajador. Existe una suerte de retribución moral cuando la operación tiene un componente social.

Volver a las noticias
Categorías
Volver a las noticias
Otras noticias relacionadas

Carlos, operario de limpieza en Urbaser

Leer más

Preselección de candidatos

Leer más
Volver arriba